Canon al unísono

by

Y entonces, con la sutileza que le caracterizaba, fue acercándose por el pasillo hasta llegar a la habitación, y allí los vió. ¿Su mujer estaba con otro hombre? No, no era eso, estaba con una mujer en la cama, desnudas. No podía decir con certeza de quién se trataba, pero era más joven que ella. Mientras se encontraba escondido y escuchando con recelo las palabras que conseguía descifrar entre gemidos dedució que se trataba de su monitora de spinning del gimnasio, y lo peor de todo esque esto no era la primera vez que esto ocurría… Como cada jueves por la noche, él solia volver tarde a casa, o eso se pensaba su mujer realmente volvía a su hora normal, a las 8 en punto, pero al verlas en pleno ¿coito? decidía volver a marcharse antes de estallar en ira y hacer algo que acabara con la vida de ambas mujeres, y no era la primera vez que se le habia pasado por la cabeza la idea, no; incluso guardaba en su bloc de notas más de 10 formas distintas de matarlas sin dejar rastro y terminar al fin con su sufrimiento, pues muerto el perro se acabó la rabia.

-¡Cuéntame más! –dijo- Al final, ¿las mató?

Bien, estábamos con los planes de matar a las dos mujeres… Siguiendo con su rutina semanal, ese día era jueves y como cada jueves después de escuchar a su mujer con la profesora del gimnasio jadeando, se bajó al bar a pensar en otra manera de matarlas y lo apuntó detalladamente en su blog. Posiblemente esta era la más salvaje de todas las que había planeado. Se trataba de un plan realmente maléfico y propio de un psicópata en el que después de cortarles el cuello de una forma rápida utilizaba la misma sierra que usaba para cortar las ramitas del árbol de delante de su casa para desmembrar cada una de las extremidades de las mujeres. Acto seguido las guardaba en la nevera dentro de un Tupperware y en su misma salsa coagulada.

Al ver realmente lo fácil que seria matarlas se levantó del bar, pagó la caña y se fue hacia casa. Mientras esperaba el ascensor repasaba cada uno de los pasos de su plan, entonces llegó el ascensor y dentro estaba la monitora de spinning… que se había dejado algo en casa y volvía a subir. Cuando se acercaban al 5º piso, la joven paró el ascensor pulsando el botón de emergencia. A su sorpresa, la chica se le tiró encima y le empezo a besar. Sin apenas tener tiempo a reaccionar al beso, le siguió el juego. Y fueron felices y comieron perdices.

[ESTE RELATO CONTIENE FRAGMENTOS PROTEGIDOS POR LA SGAE. JÓDASE, SE HA QUEDADO SIN FINAL, SI QUIERE CONTINUAR LEYENDO DEBE PAGAR UN CANON PARA QUE EL AUTOR SE GANE SU DINERILLO]
La entrada esta dedicada a Ramoncín y a todo el equipo de la SGAE. Porque realmente hacéis un trabajo estupendo añadiendo el carismático canon a todo, se os da de maravilla si señor!


Anuncios

6 comentarios to “Canon al unísono”

  1. kowboykenny Says:

    knox quiero ver monos copulando

  2. enrikex Says:

    -Monos copulando¿? Mosquitos copulando! Si no consigues una de dos moquistos copulando trolleare en este blog hasta el fin de mis dias muhahahaha (estoy cansado comopara revisar ni que coño escribo)

    Ah! Mi metodo de limpieza para consolas es solo para las que tienen brilli brillis, una DS no tiene brilli brillis, una Ps3 FAT si.

    SaludoS!

  3. Craker Says:

    Pero si ramoncin ya no está en la SGAE no? xD

  4. luchots Says:

    Tochazo inside.

    No, no lo leo D:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: